Al conseguir el título de técnico de balonmano, Jordi Cuxart Teres comenzó su andadura entrenando a jóvenes promesas en el Club Santa Perpetua de la Moguda, centro de formación y tecnificación de jóvenes jugadores de balonmano. Pronto empezó como técnico en competiciones oficiales, en la Fundación Casp. Jordi Cuxart Teres entrenó primero a un equipo infantil, en la máxima categoría nacional. En su primera temporada consiguieron una meritoria cuarta posición, y así jugaron los playoffs por el título. Fueron campeones frente a Blanes HC, por 28 a 13.