Cáritas pide colaboración para llevar alimentos a los hogares



“Que nadie se quede atrás”. Así se llama la campaña de recaudación de fondos de Cáritas Ecuador, la organización que está a cargo de la acción social de la Iglesia Católica. A través de esta iniciativa se busca brindar asistencia humanitaria a las familias de escasos recursos afectadas por la pandemia del covid-19.

Por eso, desde su espacio de Iglesia y acción social, hace un llamado a todos los sectores sociales, empresas públicas y privadas, congregaciones religiosas, fundaciones y sociedad ecuatoriana, a unirse en solidaridad para llevar alimentos, medicinas y artículos de higiene a las 24 provincias del país a través de la red de Cáritas Diocesanas.

José García, secretario Ejecutivo de la Pastoral Social Cáritas Ecuador, cuenta que los grupos vulnerables más afectados y que se encuentran en mayor riesgo son los ancianos, personas con discapacidad, mujeres solas cabezas de hogar, personas con enfermedades crónicas, familias numerosas y niños menores de edad. Y hay que darles una mano.

Hasta el momento ya se han entregado más de 10 000 kits entre alimentos, medicinas, artículos de higiene y demás, en todo el país. Pero no es suficiente, las necesidades demandan ayuda permanente, apunta el religioso.

Es preferible, indica García, que las donaciones sean en efectivo e inmediatamente, desde Cáritas Nacional, se hagan los kits para enviarlos a Cáritas Diocesanas de cada provincia que, a su vez, entregan a las parroquias que son las que salen a repartir a las familias. A escala nacional, hay alrededor de 1 200 parroquias eclesiásticas.

Cada párroco tiene un listado de personas necesitadas que, con anterioridad, las han ubicado y todo el año trabajan con ellas, las acompañan y las ayudan, menciona el sacerdote Leonardo Merino, párroco del santuario de Santa Ana de Nayón. En la zona hay identificadas 60 familias en condiciones vulnerables.

Para entregar su aporte económico puede hacer transferencias a
la Pastoral Social Cáritas Ecuador, a la cuenta corriente del Banco Internacional 52061648-7 RUC: 1792259479001. O debe ingresar a la página oficial y llenar el cupón de donación virtual.

Más información al respecto puede encontrar en el enlace o comunicarse al 098 704 9708.

García dice que la intención es, una vez más, “promover que el país se inyecte del virus de la solidaridad y del compartir como se ha hecho en otras situaciones. En esta ocasión es mucho más grande porque afecta a miles y miles de personas”. Por eso, acota, en algunas provincias se ha hecho un acuerdo con el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES).

El organismo estatal está entregando canastas que las parroquias eclesiásticas están repartiendo. Eso es un signo de que “todos tenemos que sumar solidaridad y cada uno desde nuestras posibilidades y capacidades hay que poner el hombro”, finaliza García.