Presidente de El Salvador, Nayib Bukele, dice que en Ecuador colapsó desde el sistema de salud hasta el Gobierno por los casos de covid-19



"La gente que tiene acceso a redes sociales o a medios de comunicación ha visto lo que está pasando en Ecuador por ejemplo, donde han levantado cientos de cadáveres de las casas, ni siquiera del hospital, de las casas. Gente que vive con sus parientes muertos en la casa durante cuatro, cinco días porque el sistema está totalmente colapsado y tardan cinco días en llegar a traer sus parientes muertos a la casa", fueron las declaraciones del presidente de El Salvador, Nayib Bukele, durante una cadena nacional emitida el lunes 6 de abril del 2020.

El Mandatario habló así de la emergencia sanitaria que existe en territorio ecuatoriano por la propagación del covid-19, para hacer un llamado a sus ciudadanos a que se mantengan en sus casas con el fin de contener el virus.

El Presidente Bukele usó el caso de Ecuador para alertar a los salvadoreños. Esta es la segunda ocasión en la que el gobernante expone la situación de la infección en el país andino para referirse a las complicaciones que puede generar la pandemia en los sistemas de salud pública.

"Después vamos a estar como Ecuador, donde está la gente llorando y dice: tengo cinco familiares muertos, tengo cinco días de estar ahí, solo quedo yo, y yo estoy enfermo. La gente tiene que sacar los cadáveres a la calle...Ya no solo el sistema de salud colapsó, colapsó todo. Colapsaron la ambulancia, colapsó la Policía, colapsó el Ejército, colapsó el Gobierno, colapsaron las estadísticas", expresó el Jefe de Estado salvadoreño en su mensaje a la Nación, para instar a los ciudadanos a respetar la cuarentena. 

"Las estadísticas de Ecuador dicen que tiene 140 muertos, pero hay 350 cadáveres en el suelo. Colapsó todo. Eso pasa en Ecuador, un país latinoamericano, un país parecido al nuestro", insistió Bukele y a la vez advirtió que quienes irrespeten la cuarentena serán detenidos. 

El endurecimiento de las sanciones a quienes no acaten el aislamiento fue revisado por la Corte Suprema de Justicia de El Salvador. El máximo Tribunal jurisdiccional prohibió el miércoles 8 de abril del 2020 la orden del presidente Bukele de detener a personas que violen la cuarentena domiciliaria obligatoria e internarlos en albergues durante 30 días para contener el nuevo coronavirus.

“El presidente de la República, la Policía Nacional Civil, la Fuerza Armada y cualquier otra autoridad tienen constitucionalmente prohibido privar de libertad en la forma de confinamiento o internamiento sanitario forzoso a las personas”, consignó en una resolución la Sala Constitucional de la Corte, la máxima instancia de justicia.

La CSJ salió así al paso del “endurecimiento” de las medidas coercitivas que Bukele anunció el lunes 6 durante una cadena de radio y televisión, en la que llamó a la Policía y ejército detener a las personas y decomisar sus vehículos cuando sin motivo alguno circulen por las calles e incumplan con la cuarentena.

Con la orden de Bukele los operativos se intensificaron y las detenciones de personas aumentaron.

La prohibición a Bukele y las fuerzas de seguridad se mantendrá mientras la Asamblea Legislativa (Congreso) “no emitan una ley formal” en la que se establezcan medidas que se aplicarán a los infractores.

La Corte resalta que la ley de restricción temporal de derechos constitucionales concretos ya aprobada por la Asamblea Legislativa para atender la pandemia covid-19 “no regula” una medida de “confinamiento o internamiento sanitario forzoso” y tampoco “autoriza” intervenciones sobre bienes o derechos patrimoniales.

El Salvador acumula 103 casos confirmados de covid-19, de los cuales cinco han fallecido y nueve se han recuperado, según cifras emitidas hasta el miércoles 8 de abril del 2020.