Judicatura solicita habilitar un sistema para transferencias bancarias de pensiones alimenticias



El Consejo de la Judicatura (CJ) solicitó a la Superintendencia de Bancos que disponga a las instituciones financieras, a través de las cuales se canaliza el pago de las pensiones alimenticias, que habiliten un sistema específico para realizar la transferencia de estos valores, informó la entidad este 9 de abril del 2020.

Esta medida se tomó, porque desde que se inició la emergencia sanitaria por el coronavirus, en la segunda quincena de marzo pasado, se ha registrado de manera “injustificada” una recaudación menor a la habitual. Esto ha ocurrido pese a que el Sistema Único de Pensiones Alimenticias (SUPA) se encuentra funcionando de manera regular.

Esta situación fue analizada en la reinstalación No. 7 de la sesión extraordinaria permanente No. 020-2020 de ayer, 8 de abril de 2020, del Pleno del CJ. Ahí este organismo conoció los informes técnicos que sustentaban esta realidad.

Ante esto, el Pleno del CJ resolvió solicitar a la Superintendencia de Bancos que disponga al Banco del Pacífico y a otras entidades financieras, a través de las cuales se canaliza el pago de pensiones alimenticias, que habiliten un sistema de transferencias en línea específico para este tema.

También se resolvió dirigir un oficio al Ministerio de Economía y Finanzas para que las transferencias de los valores correspondientes a las pensiones alimenticias que pagan los servidores públicos se realicen de manera oportuna.

A escala nacional son 954 965 los beneficiarios de pensiones alimenticias. Se trata principalmente de niñas, niños y adolescentes.

Actualmente, el pago de las pensiones alimenticias se realiza mediante depósitos en las ventanillas o en ciertos cajeros del Banco del Pacífico, expresó a Darwin Seraquive Abad, abogado en Derecho de Familia.

“La pensión alimenticia es un derecho constitucional de los niños y adolescentes, por eso los responsables están obligados a pagar estos montos, más en un momento de emergencia”, enfatizó Seraquive.

Pero ahora, por la emergencia sanitaria este tipo de procedimientos tendrían limitaciones por las restricciones de la movilidad y por la mayor afluencia de personas en las agencias bancarias, que operan con un horario diferente.

Para solventar esto, Seraquive consideró que el CJ debería emitir una resolución para que por la emergencia sanitaria se autorice a las personas obligadas a pagar las pensiones alimentaciones realizar transferencias bancarias electrónicas y luego reconocer la cancelación de estas en el sistema.

La otra alternativa, que se habilite un sistema específico para el pago de estos valores, requiere que todos los responsables de realizar y recibir estas transacciones tengan una cuenta bancaria registrada, precisó Marco López, delegado del presidente de la República ante la Junta de Regulación Monetaria y Financiera.