Un sobrevuelo del nuncio apostólico para bendecir a Quito



El nuncio apostólico en el Ecuador, monseñor Andrés Carrascosa Cosa, sobrevoló en un helicóptero la Virgen del Panecillo y la ciudad de Quito, bendiciendo este Jueves Santo, con el Santísimo Sacramento.

Con sendos sobrevuelos en varias ciudades de Ecuador, varios líderes católicos impartieron la tradicional bendición del Jueves Santo desde las alturas, como una forma de adaptar la conmemoración religiosa a las condiciones impuestas por la expansión del contagio del covid-19 en el país.

Así, por ejemplo, Giovanni Battista Piccioli, obispo auxiliar de la ciudad costera de Guayaquil, la más afectada por el coronavirus en el país, bendijo a su población desde un helicóptero.


Y es que en Ecuador, está prohibido todo tipo de concentraciones masivas, incluyendo las religiosas, para evitar el contagio de la pandemia que ya ha infectado a 4 965 personas y causado la muerte de 272.

"El Señor sacramentado bendice a las familias guayaquileñas", repitió desde el helicóptero el obispo que llevaba consigo uno de los sagrados sacramentos de la liturgia para la Semana mayor.

Según fuentes religiosas, el obispo guayaquileño repetirá el sobrevuelo mañana, pero llevará consigo la imagen del Cristo del Consuelo, que suele encabezar la multitudinaria procesión del Viernes Santo en Guayaquil.

De su lado, el obispo de la ciudad andina de Cuenca, Marcos Pérez, realizó un recorrido en helicóptero para bendecir este jueves a su ciudad.

Otros prelados hicieron lo propio en otras ciudades como Quito, Ibarra, Latacunga, Ambato y Riobamba, donde muchos fieles salieron a las terrazas de sus viviendas para rezar.

Para mañana también se tiene previsto que la liturgia del Viernes Santo se realice a puertas cerradas en ciertos conventos, ceremonias que serán transmitidas a través de Internet por redes sociales.

Las emblemáticas y masiva procesiones como las de Cristo del Consuelo, en Guayaquil, o la de Jesús del Gran Poder, de Quito, ha sido canceladas, aunque los fieles podrán seguir la liturgia a través de la televisión y de varios medios digitales.

"Las personas pueden rezar desde casa, hemos proporcionado material suficiente en las cuentas oficiales de las arquidiócesis para que la gente pueda orar estación por estación", manifestó Luis Cabrera, Arzobispo de Guayaquil.

El helicóptero pasará por varias ciudades del país para llevar la bendición a los ciudadanos que mantienen cuarentena a causa del covid-19. Foto: EFE


"Es momento de entender que Dios está mas allá de nuestros templos, está presente en nuestros hogares, ahí donde hemos aprendido a conocer, amar y servir a Jesús, el hijo de Dios", agregó Cabrera.

De su lado, la ministra de Gobierno (Interior), María Paula Romo, recordó hoy mismo que se mantiene la prohibición para concentraciones masivas y públicos, y recordó que las celebraciones litúrgicas se transmitirán por los medios públicos.

"Comprendemos que son celebraciones importantes para la fe de millones de conciudadanos, pero esto no justifica, de ninguna manera, abandonar el aislamiento" obligatorio, puntualizó Romo.

Asimismo, el Municipio de Quito ha llamado a los ciudadanos a celebrar la Semana Santa de una forma distinta, a través del proyecto "Museos Desde Casa", a través de Internet.

El Ayuntamiento ha preparado algunos artículos técnicos para las exposiciones virtuales que tratan temas como la religiosidad popular, el arte, el género, la historia social, cultural y religiosa de la ciudad.

El Museo del Carmen Alto, situado en el caco colonial de Quito y que forma parte de ese proyecto municipal, presentará en el sitio web el artículo "La Pasión de Jesucristo".

Ese artículo analiza a las imágenes religiosas como "resultado de diversas fuentes narrativas, construidas por la Iglesia cristiana, que se sustentaba en los evangelios, escritos místicos, tradiciones, leyendas, hechos históricos y dogmas de fe", precisó el Municipio.

Agregó que el proyecto Museos desde Casa también permite observar imágenes características de la Semana Santa en un estilo barroco.