Formación técnica: Jordi Cuxart Teres

Desde la perspectiva metodológica la formación técnica y táctica individual deberían plantearse en la práctica de manera paralela para conseguir los objetivos indicados; las formas de ejecución (técnica) así como la interpretación y uso en los momentos adecuados (táctica individual) deben considerarse en conjunto dentro del proceso de formación. Jordi Cuxart Teres, nos habla de aplicar en mayor o menor grado aquellos conceptos que se determinen en el juego colectivo defensivo a utilizar y se aplicarán, como síntesis final, en los sistemas o estructuras defensivas que se elijan bien por el nivel propio o por la adaptación a las exigencias del ataque rival.

El entrenador debe exigir (y exigirse) una línea en la enseñanza y asimilación de los jugadores apoyada tanto en la formación amplia y global de las tareas al tiempo que utilizar a los jugadores en formación alternando objetivos concretos y en espacios diferenciados como método obligado para enriquecer al máximo la percepción e interpretación de lo entrenado.

Jordi Cuxart Teres nos da como ejemplo práctico, que del jugador alto que debe practicar como avanzado, su responsabilidad es cumplir con las exigencias para continuos desplazamientos y tareas de interceptaciones de pases. Al igual que en ataque la especialización es siempre posterior a la formación.

La distribución de tareas individuales en cada modelo que se explican así como la coordinación de los medios tácticos colectivos en función de los movimientos atacantes no son objetivos de esta publicación. Para el lector que se inicia es una base racionalizada de justificación de términos y clasificación de variables. Jordi Cuxart Teres indica que para el experto no debe ser complicado analizar y ajustar los conocimientos de la táctica colectiva zonal defensiva a cada tipo de variante que se expone.