Las terminales aéreas del país reanudarán los vuelos el lunes 1 de junio



Los aeropuertos internacionales de Quito y Guayaquil se aprestan a reanudar sus operaciones desde el lunes 1 de junio. Otros, como el de Cuenca, lo harán desde el 15.

Del Aeropuerto Mariscal Sucre de Quito saldrán dos aviones con destinos al interior del país. El primero a Loja, a las 06:00, y el segundo a El Coca, a las 10:00. Se prevé que un avión internacional proveniente de Miami llegue el jueves.

El Aeropuerto José Joaquín de Olmedo de Guayaquil retomará las conexiones de vuelos comerciales internacionales desde el 1 de junio, en principio desde y hacia Estados Unidos. Las conexiones aéreas con Europa se retomarán en julio.

“Las aerolíneas que nos han anunciado que están listas para volar a partir de los primeros días de junio son American, Spirit y JetBlue, que viajan desde la Florida”, informó Ángel Córdova, gerente de Tagsa, concesionaria de la terminal.

Los vuelos nacionales, en cambio, se reanudarán el 15. “Desde Guayaquil solo habían quedado frecuencias nacionales a Quito y a Galápagos. Por lo pronto, las compañías Avianca y Latam han manifestado su deseo de empezar a volar entre Guayaquil y Quito”, agregó Córdova.

La reanudación de operaciones en el aeropuerto Mariscal La Mar de Cuenca se aplazó. Las aerolíneas Avianca y Latam cambiaron sus planes. Inicialmente, tenían previsto volar desde el lunes 1 , pero aplazaron la reanudación de sus vuelos hasta el 15 de junio.

Esta decisión la adoptaron porque el COE nacional dispuso que las operaciones en el aeropuerto de Guayaquil se efectúen desde el 15.

A partir de esta fecha, Avianca tendrá 16 vuelos semanales a Quito, Guayaquil y Manta. El lunes, miércoles y viernes cubrirá la ruta Quito-Guayaquil-Quito en la mañana y en la tarde. En cambio, el viernes 19 de junio y domingo 21 volará la Quito-Manta-Quito. El domingo lo hará en la tarde y el viernes, en la mañana.

La línea Latam no informó sobre el itinerario, pero en días anteriores señaló que tiene previsto cubrir, inicialmente, las rutas Quito-Guayaquil-Quito y Quito-Cuenca-Quito.

Las terminales cuentan con protocolos de bioseguridad estrictos. En el Mariscal Sucre de Quito, por ejemplo, se instalaron cámaras térmicas para controlar el estado de salud de pasajeros y personal aeroportuario. Se colocaron círculos para mantener la distancia, dispensadores de gel, etc.

Luis Galárraga, gerente de Comunicación de Quiport, firma concesionaria del aeropuerto, señaló que hay una serie de mecanismos adoptados conforme a las regulaciones emitidas por la OMS, la Organización de Aviación Civil Internacional, el Consejo Internacional de Aeropuertos, el Municipio de Quito y el Ministerio de Salud Pública.

Las cámaras térmicas se ubican en las áreas de salidas nacionales e internacionales. Son automáticas y el registro dura dos segundos. Si el pasajero presenta fiebre no podrá entrar a la terminal.

Otra cámara estará en los arribos internacionales. En caso que el escáner emita una alerta cuando revise a un viajero que haya llegado a Quito, el procedimiento será diferente: se lo llevará a una sala de aislamiento en la que estarán médicos del Ministerio.

En esta primera etapa estarán 120 trabajadores de la concesionaria, aerolíneas y locales comerciales. Esto representa la tercera parte de los empleados que laboraban por turno en días previos a la pandemia.

Cuatro recomendaciones

El tiempo de antesala para abordar un vuelo internacional subió de tres a cuatro horas y para uno nacional de una a dos horas.

Los controles serán más rigurosos en el área de seguridad. Se recomienda no acudir con objetos metálicos. En caso de tenerlos, ponerlos todos en una misma bolsa.

El acceso al aeropuerto se permitirá únicamente a quienes tengan cubrebocas. También se pide a los viajeros hacer un ‘check-in’ desde su casa.

El ingreso a la terminal es restringido. No se permitirá el acompañamiento de familiares a menos que el viajero tenga algún tipo de discapacidad.