Los cambios en el calendario electoral del 2021 pierden fuerza



El Tribunal Contencioso Electoral (TCE) deberá resolver dos temas claves de las elecciones del 2021. Por un lado, sustanciará la denuncia contra Pablo Celi, contralor del Estado, por una supuesta “arrogación de funciones”.

Además, el TCE pidió desechar la propuesta de modificar el calendario de los comicios generales del próximo año.

Ayer 29 de junio del 2020, Vanessa Freire, presidenta de Fuerza Compromiso Social (correísmo), anunció que el TCE aceptó a trámite la denuncia por una supuesta infracción electoral, en contra de Pablo Celi y del Director Nacional de Auditoría Interna del Consejo Nacional Electoral (CNE), Manuel Araujo.

El Tribunal dispuso que la audiencia se realice el viernes 10 de julio, a las 09:30. Freire ingresó el recurso contra Celi, pues a través de un examen especial de Contraloría se pidió al CNE dejar sin efecto la inscripción de los movimientos Fuerza Compromiso Social, Libertad es Pueblo, Podemos y Justicia Social, por hallarse inconsistencias en el proceso de calificación de firmas.

En cuanto al cambio del calendario electoral, Arturo Cabrera, presidente del Tribunal pidió a la titular del CNE descartar esa recomendación, pues resultaría “atentatoria a la actividad jurisdiccional y a la garantía de derechos de participación”.

Las áreas técnicas del CNE remitieron una propuesta al Tribunal, recogiendo la recomendación de 17 organizaciones políticas, que pedían postergar las elecciones primarias por la pandemia del coronavirus. El CNE sugería aplazar la convocatoria a elecciones al 24 de octubre, con lo que se recorrerían los plazos para otros procesos.

“Acomodar una actividad, como las elecciones internas de las organizaciones, y alterar 53 actividades a cargo de la Función Electoral, resulta improcedente”, precisó Cabrera. En el calendario vigente, las primarias deben ser entre el 9 y el 23 de agosto.

Ayer 29 de junio, Atamaint compareció virtualmente ante la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional y ratificó que el TCE negó la posibilidad de modificar el cronograma. Más temprano, en entrevistas televisivas, recordó que las reformas al Código de la Democracia determinan que el calendario lo deben elaborar el CNE y el TCE.

“No se podían achicar los plazos, porque están determinados en la Ley. No son para comodidad de los jueces o funcionarios del TCE. Tenemos candados”, mencionó la Presidenta en TVC.

El vicepresidente del CNE, Enrique Pita, dijo que la posición del TCE “no está escrita en piedra”. Señaló que quienes tienen la potestad final de decidir un cambio o no, son los vocales de mayoría. Pita, al igual que el consejero Luis Verdesoto, respaldan la modificación del cronograma.

La decisión del TCE generó reacciones en los partidos y movimientos. Gustavo Larrea, de Democracia Sí, cree que “lo más sensato” era postergar el calendario electoral. “Rechazamos la decisión que ha adoptado el TCE, pues no se toma en cuenta la realidad que vive el país”.

Pascual del Cioppo (PSC) cuestionó la postura del TCE. Pedirá al CNE que en el reglamento de las primarias haya flexibilidad, pues advierte que los dirigentes no han podido recorrer el país para busca los mejores cuadros.
“Desgraciadamente el TCE argumenta que los tiempos los establece el Código de la Democracia. Esto debió haberlo previsto antes la Asamblea”, finalizó.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *