18 fiestas clandestinas y 82 sancionados se registraron en Esmeraldas por infringir el toque de queda



El toque de queda ni el distanciamiento se respetaron el último fin de semana en la provincia de Esmeraldas.

En cinco de los siete cantones se registraron fiestas, juegos y la gente estuvo en la calle más allá de las 19:00, hora de inicio del toque de queda en 18 provincias del país, incluida Esmeraldas. Ese balance dieron las autoridades este lunes 3 de agosto del 2020 sobre el primer fin de semana, que tuvo un toque de queda más amplio y estuvo prohibida la venta de licor.

Durante los operativos de control realizados, por ejemplo en el cantón Esmeraldas por la Intendencia General de Policía, se suspendieron dos fiestas, se multó a 32 personas, se retuvieron tres vehículos y hubo un detenido por faltar el respeto a la autoridad.

En el cantón Eloy Alfaro, norte de la provincia, hubo una piscinada, dos encuentros deportivos y una fiesta, que fueron suspendidas. Además, se cerraron cinco tiendas por vender licor.

En Quinindé, hubo 33 sancionados por infringir el toque de queda, nueve motocicletas retenidas, seis fiestas y dos encuentros deportivos fueron interrumpidos .

San Lorenzo fue el cantón donde más fiestas se frenaron: ocho en total. Adicionalmente, la Policía impidió que continuara un encuentro deportivo. En Rioverde se hicieron una fiesta y reuniones, que están prohibidas entre el viernes y domingo, hasta el 12 de agosto.

El intendente general de Policía, Joffre Velasco, dijo que en Atacames se citó a tres dueños de locales comerciales por vender licor.

Velasco recordó que desde el 31 de julio hasta el 12 de agosto, en los cantones en semáforo amarillo rigen nuevas disposiciones. El toque de queda se mantiene de 21:00 a 05:00, de lunes a jueves. Los viernes, sábado y domingo, el horario es de 19:00 a 05:00.

Dijo que a pesar de las restricciones se hicieron fiestas, donde había personas sin ninguna protección.

La comisaria de Policía de Esmeraldas, Lady Jacho, informó que los controles a licorerías de la ciudad se hizo desde la tarde del viernes en locales del centro de la urbe y sectores marginales.