Los 22 cantones de Manabí se mantendrán en semáforo amarillo



Los Comité de Operaciones de Emergencia (COE) de los 22 cantones manabitas han decidido que continuarán en semáforo amarillo.

En la provincia se han registrado 6 688 casos positivos y 805 fallecidos por covid-19. Los cantones con más casos son Portoviejo (1946), Manta (887) y Chone (761).

En la capital manabita se ratificó este 2 de agosto del 2020 el semáforo amarillo. El COE cantonal analizó que Portoviejo no reúne las condiciones para cambiar a verde. De hecho, las autoridades solicitan al COE nacional que se autoricen las peticiones que han realizado desde hace tres semanas sobre las restricciones de la movilidad, como la no circulación vehicular los domingos.

El alcalde de Manta, Agustín Intriago, señaló que pese a que la curva de contagios no ha escalado en el cantón, por precaución aún no se evalúa el cambio de semáforo.

Además, el COE de Manta tiene previsto hacer un pedido al COE nacional para que se postergue la apertura de las playas en el cantón. Pero, este lunes 3 de agosto la ministra de Gobierno María Paula Romo ratificó que este 5 de agosto del 2020 se abrirán las playas.

El COE de Chone se reunió el 31 de julio del 2020 y también decidió continuar en amarillo. En ese cantón se intensificaron los operativos desde el 24 de julio sobre el expendio de bebidas alcohólicas y se han inhabilitado 37 canchas deportivas de uso público.

Damián Moreira, representante de la Policía en el COE de Chone, señaló que desde finales de marzo hasta el 31 de julio se ha detenido a 24 personas por infringir el toque de queda y se han retenido 300 vehículos, entre motos y carros.

En cantones como El Carmen, Pichincha, Junín y Olmedo, los COE además de mantener el amarillo también han coordinado brigadas médicas y clínicas móviles municipales y del Ministerio de Salud Pública para atender a la población de las zonas rurales y barrios periféricos en donde no hay centros de salud cercanos.

En el caso de Montecristi, el semáforo continuará en amarillo. Según los estudios que se han realizado en ese cantón, la curva epidemiológica se mantiene estable. Hasta este 3 de agosto del 2020 se han registrado 273 casos, a pesar de que el cantón está ubicado geográficamente entre Portoviejo y Manta.