¿Qué es el ‘cielo de fuego’ que apareció en Quito tras la fuerte lluvia de este 16 de septiembre del 2020?



Después de la fuerte lluvia que cayó sobre Quito la tarde de este miércoles 16 de septiembre del 2020, el cielo se tiñó de naranja, brindando un espectáculo natural a los capitalinos. 

Usuarios de redes sociales de EL COMERCIO compartieron imágenes del atardecer en las que se observa un cielo color naranja. 'El cielo pintó de colores a Quito', 'cielo de fuego', escribieron algunos internautas.

Este fenómeno, conocido como fotometeoros, explica Javier Macas, técnico del área de pronósticos y alertas Hidrometeorológicas del Inamhi, se produce cuando la luz del sol choca con las gotas de agua que están suspendidas en la atmósfera y provocan coloraciones rojizas e incluso amarillas.

Foto de Gladys Cisneros tomada desde el norte de Quito.

Macas aclara que para que se produzca la coloración debe haber una alta presencia de humedad y tanto el ángulo de las gotas de agua como del sol deben coincidir. "Generalmente cuando el sol está en el ocaso es cuando tiene mayor ángulo y ahí suele presentarse el fenómeno".

El especialista agrega que si las gotas de agua están muy elevadas van a presentar colores rojizos y, como en el caso de hoy en Quito, cuando las gotas están más bajas, presentan colores menos intensos, como naranja o amarillo.

Foto de Almian DC tomada desde el sur de Quito.

La presencia de lluvias continuará en Quito

Sobre las fuertes precipitaciones que cayeron en Quito la tarde de este 16 de septiembre, Macas menciona que este mes es de transición de la época seca a la lluviosa, por lo que se esperan días con lluvias de variable intensidad y otros con ausencia de precipitaciones y con más radiación.

De acuerdo con el técnico, la intensidad de las lluvias de este miércoles en el norte de la capital fue mayor a la esperada, aunque en algunos sectores de la ciudad, tanto en el sur como en el valle, se registraron tormentas eléctricas y granizo.

En el sector de Pomasqui, en el noroccidente de Quito, un aluvión dejó a personas y vehículos atrapados y locales comerciales llenos de lodo.

"El impacto fue más alto porque es una zona bastante seca y el suelo no tiene esa capacidad de captación de agua", señala Macas.

Para el jueves 17 y viernes 18 de septiembre, se esperan lluvias con características similares a las de hoy, con tormentas eléctricas y en algunos lugares con granizo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *