En Quito, los adultos mayores hacen filas largas, hasta la noche de este 7 de abril del 2021, para recibir la vacuna contra covid-19



En los puntos de vacunación anticovid-19 de la capital, las quejas siguen por la demora en la aplicación de las dosis. Este miércoles 7 de abril del 2021 se reportaron inconvenientes en tres puntos de la ciudad: Hospital de Calderón y los colegios Central Técnico y Dillon; todos en el norte.

Fátima Utreras, de 42 años, acudió 30 minutos antes de las 10:00 a la casa de salud, para la inmunización de su madre, de 77 años. El mensaje llegó un día antes a su celular; en él se detalla la fecha, hora y el lugar para la inoculación. Sin embargo, cuando llegaron les comentaron que las fórmulas se habían terminado.

“Mi mamá ingresó recién pasadas las 13:00 al hospital porque aún no se sabía nada. Ya son las 19:00 y todavía no conocemos si le vacunaron o no. No puedo ir a verla porque ya mismo empieza la restricción vehicular”, relata esta contadora pública.

Y comenta que “hubo mucha desorganización. Las personas se desesperaron; al igual que el personal. Nos dijeron que si no esperamos nos larguemos”.

El padre de Fátima, un hombre, de 78 años, también debía vacunarse hoy. Su cita estaba prevista para las 14:00, en el mismo sanatorio. “Ninguno de los dos han accedido a las fórmulas anticovid-19; además no sabemos qué tipo de dosis les colocarán”.

Durante la espera, la mujer llevó algo de comer a su madre. “No sabíamos en donde darle de comer. Tuve que trasladarla al carro porque había mucha gente. Era un foco de contagio”.

Los adultos mayores y sus acompañantes en el Colegio Central Técnico vivieron una situación similar. Allí estaba prevista la inoculación de unas 900 personas, según Jorge Wated, secretario del gabinete.

Él argumentó que hubo un problema, ya que se envió un cargamento de fórmulas equivocado. Sin embargo las demoras no solo se han producido en ese espacio sino en todos. Incluso en la fase cero, los médicos y más personal de salud denunciaron que les tuvieron esperando más de tres horas.

¿Qué pasará si la persona no alcanza a aplicarse la dosis? Wated respondió que “puede reagendarse sin problema. Nosotros tendremos esa data; se los vuelve a llamar y se los reagenda sin necesidad de volver a llamar. Puede ser en el mismo espacio o en otros”.

Recordó que este martes 7 abril llegaron 300 000 fórmulas de la farmacéutica china Sinovac, por lo que habrá mayor agilidad en la inmunización. Y añadió que “hay que tener en claro que la vacunación es un proceso donde se garantiza que la segunda dosis sea de la misma farmacéutica”.

En el Dillon, los problemas se registran desde hace días atrás. Allí también se habló de tiempos de espera mayores a las tres horas. Lo mismo ocurrió en la Universidad de las Fuerzas Armadas (Espe), en el cantón Rumiñahui. También se reportaron problemas en Guayaquil.

A esto se suma que grupos de jubilados del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) hicieron un llamado de atención a las autoridades por la falta de celeridad en la inmunización. Martha Padilla tiene 77 años y es dirigente del grupo de yoga, de la Amazonas, en Quito.

Esta agrupación concentra cerca de 50 jubilados en la ciudad. Ninguno ha recibido el mensaje con la fecha, hora y lugar para la inoculación.

“Es una negligencia del IESS, ya que no han dado prioridad a los adultos mayores. Necesitamos una reunión urgente para que nos den respuestas”.

En redes sociales, este día, varios hijos y nietos han posteado vídeos del maltrato: sus adultos mayores, sus viejecitos, deben hacer largas colas. En el mejor de los casos han llevado sus propias sillas para evitar estar de pie, pero están exponiéndolos al contagio, son personas que han estado encerradas casi un año. Y por la vacunación han tenido que estar en contacto con decenas y cientos.

Este Diario pidió explicaciones al Ministerio de Salud. El Director de Comunicación recordó que al igual que el ministro Mauro Falconí, él también está contagiado de covid-19. Y compartió teléfonos de dos periodistas más, pero ninguno dio la información.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *